WRC Rallye Monte-Carlo 2019: Thierry Neuville toma el liderato tras la cancelación del TC3

El primer tramo de la mañana brilló por su ausencia. Además de ser uno de los que más delicados estaban debido a la gran presencia de hielo, la gran cantidad de espectadores presentes hizo que el TC3 se retrasara en su inicio. Además de muchas auto caravanas presentes en situaciones delicadas, Michèle Mouton informaba tras su paso como responsable de seguridad de la FIA, que había un grupo de espectadores amplío situado muy cerca de la carretera en una zona de alta velocidad. No había nada que salvara este tramo de no disputarse, la señal del comisario de salida a Teemu Suninen ya anunciaba que iba a ser cancelado, dejando a muchos espectadores con la miel en los labios.

La polémica llegaba solo unos minutos después, cuando desde Canal+ Francia apuntaban a que Citroën había pedido la anulación del resto de tramos de la mañana, en este caso por seguridad, aunque gran parte de culpa la tenía que la monta de sus pilotos era teóricamente más desfavorable que la que podían tener los hombres fuertes de Hyundai Motorsport, principalmente Sébastien Loeb y Thierry Neuville. No se tomarían medidas adicionales.

Precisamente ellos dos serían los que capitalizaban las dos primeras plazas en el nuevo primer tramo del día, con Sébastien Loeb y Daniel Elena anotándose su primer triunfo parcial con el Hyundai i20 WRC Coupé, el 916º de sus carreras deportivas en el Mundial de Rallyes. Por su parte, el belga se colocaba en primera posición, superando a Tänak y Ogier, ambos con muchos problemas para mantenerse sobre el asfalto con las montas con clavos, gomas que se sobrecalentaban debido a que los tramos se presentaban prácticamente en su totalidad secos.

Ogier se mostraba seriamente decepcionado en su llegada a meta, sabedor de que se iba a dejar unos segundos muy importantes después de haber confiado su inicio de jornada a cuatro neumáticos con clavos y otros dos del compuesto blando. Sin embargo, la maestría del francés le servía de nuevo para contener daños, consiguiendo imponerse en el TC5 aprovechando que este contaba con zonas más afectadas por el hielo. El scratch del seis veces campeón del Mundo en el último tramo del primer bucle le permitía terminar la mañana con solo 3,4 segundos de desventaja respecto a Neuville, el cual se mantenía líder. El estreno de Sébastien con el Citroën C3 WRC no podía ser mejor, mientras que Tänak, con los neumáticos completamente destrozados cedía 14 segundos en los 18,47 kilómetros de Curbans-Piegut.

Tampoco lo podía ser el de Sébastien Loeb con el Hyundai i20 WRC Coupé, después de encaramarse a la cuarta posición, el alsaciano sufría una especial que iba ganando en suciedad con el paso de los primeros pilotos. La pareja nueve veces Campeona del WRC era el primero del resto, ya a 50 segundos de la cabeza de la prueba y tomándose la prueba como una adaptación a una montura con la que apenas ha realizado un centenar de kilómetros de test. En cuanto al tercer Hyundai, Andreas Mikkelsen recuperaba ligeramente el tono, consiguiendo situarse quinto tras superar a Jari-Matti Latvala, Esapekka Lappi, Elfyn Evans y el propio Kris Meeke. Cerrando el Top10, un discreto Pontus Tidemand que ya adelantó que se tomaría esta prueba como preparación para Suecia.

PR WRC Media Racing