Vaidotas Zala con MINI al frente en el inicio del Dakar 2020

  • Save

Si alguien lo tenía en sus quinielas que lo demuestre. En mitad de la pléyade de estrellas que intuimos todos que se disputarán el Dakar 2020 fue un semidesconocido piloto privado lituano el que se llevó la victoria en la primera etapa de la categoría de coches en Arabia Saudí. Vaidotas Zala y su copiloto Saulius Jurgelenas superaron con su MINI All4Racing 4×4 a los dos buggies de X-Raid, en lo que fue un igualmente inesperado triplete de MINI.

Justo es reconoce que por ritmo puro las cosas debían haber sido muy distintas. Desde el primer kilómetro Nasser Al-Attiyah salió a hacer daño y llegó a disfrutar de más de cuatro minutos de renta en el kilómetro 208 de especial. Pero tres pinchazos frenaron al catarí, finalmente tan sólo cuarto en meta a 5:33 del lituano, además de por detrás de Peterhansel y Sainz. Y así recayó la victoria en Zala, un piloto aún joven para lo habitual en raids (32 años) que quizá os suene por el SEAT con el que corrió hace pocos años…

No fue ni mucho menos un mal debut para Fernando Alonso, que fue encontrando ritmo a medida que avanzaba la etapa y evitó contratiempos más allá de un par de pinchazos para rondar el ‘top ten’. Finalmente fue 11º a 15:27 del ganador de etapa y se permitió el lujo de quedar clasificado por delante de dos vencedores del Dakar como Giniel de Villiers (+23:16) y Nani Roma (+28:12), víctimas de una primera jornada complicada. Y a ellos podríamos sumar Khalid Al-Qassimi, quien tras luchar por la victoria de etapa durante buena parte del día terminó dejándose 18 minutos en meta con su Peugeot.

Eso sí, sus desventajas son aún subsanables, al contrario de lo que ocurre con hombres como Romain Dumas o Jakub Przygonski. El Dakar 2020 del galo apenas duró 65 kilómetros al incendiarse su flamante buggy, mientras que el polaco de X-Raid sufrió problemas mecánicos pasado el kilómetro 105, cuando marchaba tercero.

PR Media Racing

Share via
Copy link
Powered by Social Snap