McLaren F1 Team inicia su nueva era en F1 con el MCL33

McLaren F1 Team decidía hacernos madrugar para presentar un MCL33 que se ha ido desgranando poco a poco entre los numerosos teasers y la oportuna racha de viento que ayer azotó el aeropuerto de Pamplona. El objetivo era el de comenzar a trabajar muy temprano, aprovechando el respiro que nos daba la lluvia en la zona y que disponían del cada vez más solicitado Circuito de Los Arcos a su entera disposición.

No hubo sorpresas. La decoración lucía de nuevo el famoso “Naranja Papaya” que Bruce McLaren decidió utilizar para sus principales vehículos de competición junto a su socio, Teddy Mayer. Tono que debutaría en 1967 en la Can-Am y un solo año después, en 1968, en la Fórmula 1 con el M7A. Ahora, cincuenta años después, los de Woking han querido rendir tributo a su desaparecido fundador con este icónico tono y el eslogan #BeBrave.

Contrasta el mantra con la decisión de dar un paso atrás en su proyecto con Honda. McLaren vuelve a la seguridad que da un motorista como Renault, pero sabiendo que la firma del rombo siempre tendrá como prioridad su propio equipo de fábrica. Sin cambios en la plantilla de pilotos, con un atareado Fernando Alonso y el ya afianzado Stoffel Vandoorne. Mientras tanto, a Lando Norris le tocará esperar su oportunidad, formando parte de una nómina de pilotos reserva que este año cuenta con nombres como los de Pascal Wehrlein, Robert Kubica, Antonio Giovinazzi, Daniil Kvyat o George Russell.

Por su parte, no hay ningún toque en blanco con reminiscencias al pasado, siendo en este caso el elegido el azul (recuerda al utilizado a principios de la década de los setenta en la Can-Am y al utilizado en la Indy 500 del año pasado) para crear contraste entre colores. El tono, muy eléctrico se muestra tanto en los dorsales, el alerón delantero como en la aleta de tiburón y en el ala trasera, sorprendiendo lo limpio y pura que se ve la carrocería sin prácticamente logotipos y optando únicamente por el nombre de los principales patrocinadores. Nada estridente, todo muy plano y continuista. Según el equipo, esta decoración permite al equipo reducir los tiempos de pintado en un 50% así como el peso del conjunto, al vital este año al tener que contar con el extra del Halo.

Mucho más sobrecargados y coloridos los monos de los pilotos, con Alonso luciendo orgulloso su firma de ropa, Kimoa, en lugar de la gorra oficial del equipo, mientras que aquí sí se da lugar a los logotipos de los principales patrocinadores, algo que confirma la intención de los responsables de McLaren F1 Team de dejar lo más limpio posible su monoplaza.

En cuanto a la aerodinámica, demasiado parecido al MCL32, muy continuista, con elementos reciclados como la admisión del motor, el frontal y el alerón trasero, así como los bargeboards y las entradas de aire. Tan sólo revelan que estamos ante el MCL33 la presencia del Halo (muy básico, sin pintar y sin flap superior), el recorte en la aleta de tiburón y unos pontones mucho más hundidos, aprovechándose de su nueva unidad de potencia de la firma gala. Sin duda, llegarán muchas cosas nuevas de cara al Gran Premio de Australia.

PR Media Racing