Márquez gana en Brno, iguala a Hailwood

Da igual que llueva, que sea en seco, que haga un sol radiante, que las condiciones sean mixtas o que la carrera empiece con casi una hora de retraso. Variarán muchos factores, pero hay algo que no cambia: Marc Márquez siempre está delante. El heptacampeón sigue mostrando su mejor versión sin dejar ni las migajas. Ya son seis victorias este año y una renta de 63 puntos en el Mundial. Casi nada.

La carrera arrancó con una demora de 40 minutos. Nada más terminar Moto2 empezó a caer intensa lluvia que en cuestión de minutos empapó el asfalto de Brno, un chaparrón que remitió bastante rápido. Los pilotos salieron a la vuelta de formación de parrilla con neumáticos de lluvia, pero muchos de ellos regresaron para cambiar a los de seco. Había bastantes partes del circuito que ya se habían secado, pero las que estaban mojadas (las dos primeras curvas y las dos primeras) hacían que la situación fuese muy peligrosa.

Ya estaba la parrilla formada cuando varios pilotos decidieron hablar con los responsables del campeonato y de la Comisión de Seguridad. Uno de los que más empeño puso fue Valentino Rossi, que habló con Carmelo Ezpeleta y Loris Capirossi, mientras que Petrucci y Márquez dialogaron con Carlos Ezpeleta. Por motivos de seguridad, se decidió aplazar el inicio de la carrera hasta la que la pista estuviese completamente seca y se desalojó la parrilla de salida.

A eso de las 14:40h, ya con la pista prácticamente seca salvo algunos parches de humedad en la recta y en la curva 1, dio por fin comienzo la carrera de MotoGP en Brno. Márquez realizó una buena salida y mantuvo la primera plaza, mientras que Dovizioso arrancó como una exhalación y se puso a su rueda. La tercera plaza la tomó Miller, con Rins situándose cuarto. Viñales, que partía desde la zona húmeda, perdió seis posiciones; y Zarco, que arrancaba en primera fila, bajó un sinfín de plazas nada más apagarse el semáforo. En la primera vuelta de carrera se quedaron fuera Mir y Morbidelli, que se cayeron juntos en la curva 4.

Márquez, Dovizioso, Miller y Rins tenían algo más que el resto y pronto quedó demostrado. Quinto era Pol Espargaró, que no tenía ritmo para irse con los cuatro de cabeza y que durante varias vueltas mantuvo a su estela a Valentino Rossi, a quien le costó más de la cuenta superar al piloto de KTM. La carrera se rompió a las primeras de cambio.

Se formó un cuarteto en cabeza, pero esto no se tradujo en una carrera emocionante. El único adelantamiento fue el de Rins a Miller para situarse tercero. Entre tanto, Márquez estaba bastante cómodo llevando el peso de la carrera. Apostó, como casi todos, por el neumático blando trasero. Dovizioso montó el medio tanto delante como detrás.

PR FIM MotoGP