Lucas di Grassi y Audi triunfan en el ePrix de México

Cuatro ePrix de México y cuatro veces que hemos visto a un Audi cruzar primero la línea de meta. Cierto es que en la primera de las ocasiones acabó siendo descalificado, pero aún así se demuestra que los de ABT tienen tomada la medida al trazado montado en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la capital mexicana, donde este domingo Lucas di Grassi logró in extremis su primer triunfo de la temporada.

Hasta prácticamente los últimos metros de la carrera todo parecía favorable para los intereses de Pascal Wehrlein, que parece haber tomado las riendas de la categoría y al volante de su Mahindra marcó la pole en México, endosando tres décimas en la Superpole al brasileño, seguido de un compatriota como Felipe Massa, notable a una vuelta. El otro piloto de Mahindra y líder del campeonato, Jérôme d’Ambrosio, se vio estorbado en su grupo de clasificación por Robin Frijns y ello le mandó al fondo de la parrilla, debiendo remontar en carrera.

Di Grassi intentó atacar en la salida a Wehrlein, pero el alemán le cerró bien la puerta y permitió que Oliver Rowland se colara entre ellos. Tanto el británico como su compañero en Nissan Sébastien Buemi fueron de los mayores beneficiados en estos primeros compases, pero la carrera quedó pronto interrumpida por un espectacular accidente de Nelsinho Piquet, que salió volando por encima de Jean-Éric Vergne y forzó la bandera roja ante la destrucción parcial de su Jaguar.

El susto, aunque sin consecuencias, pareció calmar los ánimos pese a que casi todos gastaron su primer Attack Mode en la resalida. Pero al final el elemento perturbador de la carrera terminó siendo el consumo, que apretó de lo lindo la cabeza en los últimos compases, cuando además los cinco hombres de cabeza (Wehrlein, Rowland, Di Grassi, Buemi y Da Costa) emplearon el segundo Attack Mode por turnos. En ese juego estratégico salió perdiendo primero Rowland al perder posición con Di Grassi cuando activó el suyo y posteriormente los dos Nissan al quedarse sin energía, diciendo adiós a toda opción.

Y cuando parecía que Wehrlein aguantaría en cabeza, primero se saltó la chicane en la última vuelta defendiendo el liderato ante Di Grassi y posteriormente se quedó igualmente sin energía a pocos metros de la línea de meta, permitiendo así que se colara el brasileño. De todos modos el germano recibió cinco segundos de penalización (posiblemente injustos al haberse tocado con Di Grassi instantes antes de saltarse la chicane) que le mandaron al sexto puesto final. Completaron así el podio António Felix da Costa y Edoardo Mortara, por delante de la gran remontada de Jérôme d’Ambrosio y de André Lotterer. Cerraron la zona de puntos Evans, Massa, Bird y Abt. El debut de Felipe Nasr con Dragon no pudo ser más discreto, clasificándose 19º.

Ese cuarto puesto casi milagroso de D’Ambrosio permite al belga mantenerse al frente del campeonato, siete puntos por delante de António Felix da Costa, mientras que Di Grassi es ya cuarto a 19. La próxima cita de Fórmula E tendrá lugar el 10 de marzo en Hong Kong.

PR Media Racing