La FIA reafirma a los WRC de 2022: híbridos, misma potencia y más baratos

Si alguien tenía dudas de lo que podría ocurrir entre bambalinas en lo referente al Mundial de Rallyes, han quedado en parte despejadas después del anuncio realizado por el Consejo del Motor. Los responsables de aprobar los reglamentos de las distintas competiciones bajo el paraguas de la FIA han confirmado finalmente que se sigue adelante con los reglamentos técnicos que se expusieron el pasado mes de diciembre en la última reunión del Consejo realizada en Rusia. Todo se centra en que los World Rally Cars de 2022 tendrán tecnología híbrida, serán igual de atractivos y cumplirán con la directriz de reducir los costes.

Aunque falta por conocer los detalles finales, tanto en materia de motor, el nombre del proveedor de la tecnología híbrida y las características de la jaula de seguridad estándar que están desarrollando los técnicos de la FIA, se ha confirmado que la Comisión del Mundial de Rallyes, los técnicos de la Federación y los fabricantes siguen trabajando en un reglamento que ofrezca coches igual de potentes que los actuales, más baratos (en torno a los 500.000 euros), con hibridación y que además permitan escalar modelos, con coches de categorías superiores que puedan cumplir con las dimensiones máximas de la normativa técnica a través de un reescalado de la carrocería y de chasis tubulares.

Será el momento de olvidarse de la nomenclatura de los World Rally Cars y se pasará a nombrar a los protagonistas de la categoría reina como Rally1, pero queda patente que el punto común es el defendido hace unas semanas por Yves Matton, con coches basados en la filosofía R5.

Comunicado del Consejo Mundial del Motor – 06/03/2020

Tras la aprobación de la definición técnica principal de las reglas de 2022 para el Rally1 (anteriormente WRC) en la reunión del Consejo del 4 de diciembre de 2019, los departamentos de Rally y Técnicos de la FIA en cooperación con los fabricantes del WRC han seguido desarrollando una serie de reglas que garantizarán que el espectáculo actual, el atractivo estético y el sonido se trasladarán a los coches de nueva generación y ofrecerán una competición emocionante a un nivel asumible de inversión para los equipos. La intención es reducir los costos en comparación con los vehículos actuales al tiempo que incluye tecnología híbrida sostenible y un sistema de escalado para permitir a los fabricantes adaptar su coche de rally de diferentes modelos.

El Consejo aprobó hoy el Reglamento Técnico para esta nueva clase, con detalles finales de las regulaciones del motor, la tecnología híbrida y la jaula de seguridad estándar aún por confirmar.

PR WRC Media