¿Cómo afectará el Brexit la compra de tu próximo auto?

Con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, las economías mundiales se pueden ver dañadas. En el caso de México, el poder adquisitivo, también podría verse afectado, aunque bajo ciertas circunstancias, lo que implicaría una disminución en la capacidad de compra de automóviles.

En la Unión Europea, este país representa el tercer productor más grande de coches (1 millón 528 mil 148 unidades en 2015), sólo detrás de Alemania y España. Actualmente el 77.3% de los autos producidos en Reino Unido se exportan, la gran mayoría –es importante decirlo- a otros países europeos con cuya exportación no se pagaban impuestos.

A corto plazo resulta muy difícil predecir los alcances reales que tendrá el Brexit a nivel mundial, sin embargo, se pueden establecer panoramas para tratar de entender cómo esta situación podría afectar tu intención de compra de un vehículo en los próximos años.

“Brexit” es un término compuesto formada por las palabras British y exit.

El grupo Jaguar-Land Rover perdería una millonada

Un informe filtrado por Reuters, anticipa que esta empresa automotriz anticipó una pérdida catastrófica de 880 millones de euros si el Brexit decía sí a la salida del RU de la UE. Con esta decisión los coches producidos en este país tendrían que pagar un impuesto del 10% a la exportación de coches, aunque sólo en países que pertenecen al grupo europeo. Antes no lo hacían debido a su integración a la moneda internacional.

Como posible mecanismo de defensa, España podría convertirse en el lugar de fabricación de muchos modelos de marcas británicas, para solventar –y evitar- el pago de esos impuestos.

Esa podría ser la primera gran consecuencia como medida de contingencia para la industria automotriz para los británicos. Cientos de empleos estarían en peligro en ese país pues resultaría más conveniente fabricar en otros países, para evitar los impuestos de exportación, al menos en Europa.

Para México, esta situación no afectaría directamente, sin embargo, bajo cierto panorama, es posible que la capacidad de compra del consumidor mexicano se vea perjudicada tras el Brexit.

¿Cómo afectaría el Brexit la compra de próximo coche en México?

Lo primero que hay que comprender es que el precio del automóvil sólo se vería afectado directamente en países pertenecientes a la Unión Europea. Al salir de la UE, en Reino Unido deberán pagar de nueva cuenta el impuesto de exportación del 10% cuando hagan envíos a otros países europeos.

Lo cierto es que el movimiento afecta a nivel global las economías de gran parte del mundo. El peso podría depreciarse aún más y el dólar podría subir de precio respecto a nuestra moneda. De ocurrir esto, la capacidad de compra de los mexicanos se podría ver afectada debido a un incremento en el precio de los productos, entre ellos los coches.

Aunque de momento es sólo un posible panorama, el próximo 30 de junio el Banco de México tiene programada su próxima reunión de definición política mexicana. Expertos afirman que tras la confirmación del Brexit, podría ocurrir un incremento en la tasa de interés referencial que actualmente está en el 3.75% con la finalidad de apoyar el rendimiento de los inversionistas.

El banco estadunidense JP Morgan mencionó que el peso mexicano podría caer entre un 13 y 15 por ciento, lo que lo llevaría al dólar a cotizarse hasta en 21.4 y 21.8 pesos.

Cuando la tasa de interés se aumenta, -como mecanismo de control-, la capacidad de compra de las personas disminuye, pues se limita la cantidad de dinero disponible para consumo, aunque los precios también tienden a reducir.

Es decir, para intentar contener la situación y provocar una reducción en los precios de los productos, tras la caída del valor del peso respecto al dólar, se podrían aumentar las tasas de interés, lo que haría que las personas compraran menos bienes.

En el caso del mercado automotriz, algunos sistemas de crédito pueden aparecer para intentar solventar el incremento de las tasas de interés, sin embargo, en tu bolsillo el dinero podría rendir menos, por lo que sería más complicado asimilar un gasto tan considerable como el de la compra de un auto.

Oficina de Prensa Motor Report