BMW domina el alucinante paso del DTM por Norisring

La era del turnismo mediante lastres parecía haberse diluido en la temporada 2017 del DTM, pero volvió en Norisring, su circuito más especial. Tampoco es que nos podamos quejar. Aunque BMW se llevó la victoria en las dos carreras del fin de semana la primera fue muy tensa por la presencia de la lluvia y cómo se fue secando el asfalto de las calles de Nüremberg, mientras que la segunda lanzó su clara candidatura a mejor carrera del año. Los vencedores fueron Bruno Spengler y Maxime Martin.

Martin fue el autor de la primera pole position del fin de semana al batir a René Rast por tan sólo cinco milésimas. Aunque las diferencias fueron mínimas por lo corto del trazado de Norisring, sí se vio un rendimiento mayor de los BMW y los Audi a una vuelta, con apenas un Mercedes-Benz (Lucas Auer, en quinta posición) entre los diez primeros puestos de la parrilla para la primera carrera. De todos modos la importancia de esta sesión de clasificación quedó reducida por la lluvia, dándose la salida con piso mojado.

Sin embargo los Mercedes-Benz se encargaron de complicarse aún más la vida al inicio de esta prueba: Maro Engel hizo un trompo aún en vueltas de formación y en la primera curva el habitual atasco que se produce a la salida de la horquilla acabó con las esperanzas de Lucas Auer y Robert Wickens, más un trompo de Paul di Resta metros más tarde. Por delante la salida no fue menos caótica, pues tanto Martin como Rast fallaron, permitiendo así que Bruno Spengler y Mattias Ekström se colocaran en cabeza. Aún así Martin demostró tener ritmo de sobra y alcanzó el segundo puesto para cuando la pista se hubo secado y empezó el baile de cambio de neumáticos.

Y aunque el belga acechó a Spengler, finalmente se evitó la guerra entre compañeros de equipo, centrándose Martin en cerrar huecos a Mattias Ekström mientras el canadiense alcanzaba su primera victoria en cuatro años. Fuera del podio quedó Marco Wittmann, seguido de Timo Glock, Tom Blomqvist, un Jamie Green que fue el primero en arriesgar con slicks, Edoardo Mortara, víctima de un toque con Mike Rockenfeller por el que éste fue sancionado, Nico Müller y Gary Paffett.

Aunque no hubo cambios en los lastres asignados a cada coche la segunda sesión de clasificación fue bastante más igualada, con representantes de cada marca en los primeros puestos. Eso sí, la pole volvió a ser para un BMW, el de Tom Blomqvist, con cuatro milésimas de ventaja sobre Robert Wickens. Y esta vez la segunda carrera se pudo disputar en seco, ofreciéndonos el DTM una carrera memorable de principio a fin.

Como en la jornada del sábado la salida del poleman (Blomqvist) fue muy discreta, permitiendo que Wickens se colocara líder. Eso sí, en esta ocasión no hubo lío en la horquilla. Y al ser carrera sobre seco pronto empezaron con las paradas en boxes, confiando prácticamente todos los equipos en una baja degradación y en lo mucho que podían ganar pasando a coches con gomas frías a medida que fueran entrando. El primero fue Lucas Auer, que fue pasando a prácticamente todos en pista hasta llegar al liderato virtual por delante de los BMW de Martin y Spengler, si bien los Mercedes de Mortara y Di Resta lograron intercalarse al retrasar sus paradas. Y a los 24 minutos de carrera sólo Loïc Duval no había parado aún cuando René Rast cerró a Robert Wickens y su impacto contra el muro forzó el primer Safety Car de la prueba.

Con neumáticos viejos en la resalida Duval no aguantó mucho más líder, pero su defensa ante Auer permitió que se colocara al frente Maxime Martin antes de que la carrera se volviera a ver interumpida, esta vez mediante bandera roja, por un espeluznante accidente: Gary Paffett se tocó con Jamie Green y su coche rebotado terminó llevándose por delante al de Mike Rockenfeller a la altura de la horquilla con un fuerte impacto en el lateral del Audi RS5 amarillo.

Los veinte minutos restantes de carrera fueron un duelo directo entre Lucas Auer y Maxime Martin donde ambos se pasaron y repasaron a golpe de DRS, llevándose la victoria el de BMW por delante del austriaco mientras el tercer escalón del podio se decidía mediante foto-finish: Edoardo Mortara batió a Mattias Ekström y Marco Wittmann en su llegada en paralelo. Completaron la zona de puntos Paul di Resta, Augusto Farfus, Jamie Green, Tom Blomqvist y Timo Glock.

En la general del campeonato Mattias Ekström es líder con dos puntos de ventaja sobre Lucas Auer tras haberse saltado este fin de semana la cita del Mundial de Rallycross en Höljes. A tiro de una carrera del sueco se mantienen también Maxime Martin, Jamie Green y René Rast. Audi sigue al frente de las clasificaciones por equipos y marcas antes de la visita del DTM a Moscú dentro de tres semanas.

PR Media Racing