Los Toyota 1-2, dominan la nueva Hyperpole de las 24 horas Le Mans

Los Toyota 1-2, dominan la nueva Hyperpole de las 24 horas Le Mans

Tocaba descubrir todo. Cómo llegaban los coches, los pilotos, el estado del asfalto de La Sarthe e incluso las condiciones especiales en cuanto a temperatura a las que tendrán que enfrentarse durante los próximos días. Como adelantábamos en nuestras claves, la jornada del jueves iba a ser más clave si cabe, ya con tres sesiones de entrenamientos libres, una completamente de noche, y la primera fase de la Hyperpole de estas 24 Horas de Le Mans 2020 no dejaban lugar para el error.

La primera parte de los segundos entrenamientos libres ha sido la más accidentada. Sin test previos, con apenas una sesión FP1 de tres horas, muchos competidores trataban de buscar sus límites antes de afrontar la primera parte de la Hyperpole en unos minutos. En el caso de algunos bronce, los han encontrado, siendo los dos LMP2 de IDEC Sport los que más damnificados han salido de la FP2, con los dos coches contra las barreras en dos colisiones muy fuertes que han obligado incluso a que la bandera roja apareciera.

Con la sesión de clasificación programada para las 17:15h de la tarde, muchos equipos optaron por centrar sus trabajos en poner a punto sus coches en la parte final de la sesión, mientras que otros tenían que centrarse en trabajar a marchas forzadas para reparar los desperfectos en sus coches. Los tiempos aun así fueron cayendo, con los Toyota bajando progresivamente hasta que el nº8, el más rápido en ambas sesiones, terminaba finalmente por romper la barrera de los 3 minutos y 20 segundos.

Con el dominio mostrado por la formación de Brendon Hartley, Sébastien Buemi y Kamui Kobayashi, quedaba por determinar en los 45 minutos de la primera fase de la Hyperpole quién se iba a colocar como el principal favorito para llevarse mañana el primer cajón en parrilla en los últimos 30 minutos (el viernes a las 11:00h con ocho neumáticos nuevos disponibles) que decidirían las posiciones para la arrancada de la carrera el sábado. Con únicamente cinco LMP1, no tenía ningún efecto el hecho de que solo se clasifiquen los seis más rápidos de cada categoría, por lo que tampoco se debían acometer grandes riesgos.

A pesar de ello, Kobayashi abría el fuego situando el crono ya en el 3:17, aunque habría respuesta del #7 para bajar los cronos al filo de llegar al 3:16, mientras que los Rebellion parecían no estar condiciones de acercarse a una vuelta a los registros del TS050 Hybrid LMP1 a pesar de que en la FP1 era uno de los R-13 el que se quedaba con el mejor tiempo en el primer sector. Los tiempos de los prototipos helvéticos no mejoraban significativamente por la tarde y mientras que el coche #1 con Bruno Senna al volante se quedaba en el 3:21, en el caso de la segunda unidad y del coche de ByKolles no se conseguía cerrar la brecha por debajo de los siete segundos respecto a los más rápidos.

PR Media Racing



There is 1 comment

Add yours

Comments are closed.

Copy link
Powered by Social Snap